Nuestra FanPage de Linkedin
Nuestra fanpage de Twitter
buscar
Blog
martes, 16 de diciembre de 2014
No abuse de la financiación bancaria

Hace algunas semanas iniciamos una serie en nuestro blog titulada Decálogo de Financiación Empresarial en la que se enumeraban las pautas que, según nuestra opinión, deben regir la política financiera de nuestras empresas. 

Este post tratará sobre el primer punto: no abuse de la financiación bancaria, su fluidez está sujeta al ciclo económico. Existen alternativas de financiación a la bancaria, y es muy adecuado que las considere. No dependa en exceso de la banca y diversifique.

El negocio bancario es un negocio de confianza, es decir, se compatibiliza la garantía de liquidez del ahorro fruto de los depósitos con su uso para créditos y préstamos a empresas, familias y administraciones públicas. 

Por este motivo, el sector bancario está sujeto a una regulación muy fuerte y mecanismos de supervisión nacionales y comunitarios. De hecho, hemos asistido en los últimos años a un aumento considerable de medidas y normas dirigidas a aumentar la confianza en las entidades financieras. 

A pesar de lo anterior, la historia reciente ha demostrado que el negocio bancario está íntimamente ligado al ciclo económico. De esta forma, se ha comprobado que cuando el ciclo es expansivo, el crédito fluye y aumenta y, cuando se torna recesivo, este se contrae. 

En la historia más reciente de España, hemos asistido a tres grandes crisis bancarias. La del año 1.977 afectó a 56 bancos (de los 110 que operaban), incluyendo el llamativo caso de RUMASA, y tuvo una duración de 8 años (hasta 1.985). En el año 1.993 la crisis afectó a uno de los grandes bancos del sistema, BANESTO, con un rescate estimado, a euros constantes de 2011, de aproximadamente 7.500 millones. Por último, la crisis iniciada en el año 2.008, con un origen complejo y un carácter internacional, y cuyas consecuencias todavía padecemos.  

En el informe Crisis Bancarias en la Historia de España realizado por la Asociación Española de Historia Económica, publicado en el año 2012, se concluye que las crisis bancarias son recurrentes y pese a la experiencia acumulada toman por sorpresa a los agentes económicos, causando verdaderos estragos.  

En definitiva, con cada ciclo económico recesivo hay un corte del crédito bancario y un empeoramiento de las condiciones de financiación y por este motivo, insistimos, no debe abusar de la financiación bancaria y, al igual que hace con otros proveedores críticos para su negocio, diversifique sus fuentes de financiación. 

Actualmente se están desarrollando importantes alternativas de financiación a la bancaria en las que Globofinanzas está participando activamente. Si desea obtener más información sin compromiso, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo: info@globofinanzas.es 

globofinanzas 2017